Agua

El agua es el líquido más común en nuestro planeta y constituye un elemento vital para todas las formas de vida. Además, es el medio de dispersión para todas las reacciones bioquímicas del proceso de la vida, formando parte activa en muchas de ellas. El agua es el compuesto que más abunda en la superficie de la tierra, siendo su distribución la siguiente: océanos (97,13%), casquetes polares (2,24%), aguas subterráneas (0,61%) y aguas superficiales (0,02%). El agua en estado natural es una solución que contiene no sólo moléculas de agua, sino también materia química (iones inorgánicos, gases disueltos y orgánicos disueltos), materia sólida (coloides, lodos y sólidos en suspensión) y materia biológica (bacterias y virus). Aunque la estructura del agua es simple por naturaleza, posee propiedades fisicoquímicas únicas que tienen su significado práctico para los ingenieros que trabajan para tratar, suministrar y asegurar la calidad del agua.